sábado, junio 11, 2011

Bogavante

Yep, leíste bien el título, bogavante... aunque las caricaturas y otras referencias nos hayan enseñado que estas también se le llaman langostas, no, son diferentes (y también saben diferente). Y este ejemplar más bien es un bogavante americano, de cuello rojo (jeje). En fin, las dos son decápodos, pero un poco más distantes en el árbol taxidérmico de lo que la cultura general nos haría entender. Sabor? crustáceo carroñero, carne dulce, suave; mucho menos firme que las langostas de las costas bajacalifornianas, pero eso si, esas tenazas también vienen bien rellenas de carne.

PETA-amigos cierren esta ventana.

Se veía muy bien esta bogavante encima de nuestra paella para el concurso, aunque admito que se tostó de más la concha, pero bueno, primera vez usando este tipo de animales. Y su destino final? ensalada. Una sabrosa ensalada de lechugas con una vinagretta de ajonjolí y gengibre.