jueves, noviembre 17, 2011

Trompo de adobada

Así es como se debe ver un trompo de carne al pastor, adobada, roja, con una piña (o una cebolla) coronándolo. Calentado y cocinado a gas, no al carbón, ni con leña (simplemente no tienen el calor que ofrece el gas). A esto le van rebanando poco a poco... porco a porco... carne doradita, pero jugosa, semi-dulce por el adobado, perfecta combinación para la salsa, cebolla y cilantro que hand e acompañarla en su tumba de maíz.